Proyecto Djehuty - Sunt Viajes Egipto

Egiptología

Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto (SCA), Theban Mapping Project, Proyecto Djehuty, Asociación Española de Egiptología (AEDE)

www.sca-egypt.org

Página web oficial del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto (SCA).

 

Consejo Supremo de Antigüedades 1 - Sunt Viajes Egipto

 

El Consejo Supremo de Antigüedades (a menudo llamado SCA, por su denominación en inglés, Supreme Council of Antiquities) fue el órgano del Ministerio de Cultura de Egipto responsable de la conservación, protección y regulación de todas las antigüedades y las excavaciones arqueológicas en el país.

Fundado en 1859 como Departamento de Antigüedades, el Consejo adquirió su denominación actual en 1994 por decreto presidencial y finalmente, cambió su denominación y se convirtió en un ministerio independiente en enero de 2011, llamado Ministerio de Antigüedades, cuyo primer cargo ministerial fue desempeñado por Zahi Hawass, que previamente había liderado el Consejo desde 2001.

El Consejo era responsable de definir los límites en torno a los yacimientos arqueológicos y también era el único agente autorizado para restaurar o preservar los monumentos de Egipto. Los arqueólogos extranjeros que trabajan en Egipto estaban obligados a informar al Consejo de todos los descubrimientos y hallazgos que hicieran antes de su publicación, una regla que ha dado lugar a la expulsión de algunos arqueólogos del país.

El Consejo también supervisa la recuperación de antigüedades robadas o exportadas ilegalmente de Egipto, y entre 2002 y 2008 consiguió recuperar 3.000 piezas. Se encontraba envuelto en una disputa con el Neues Museum de Berlín sobre el busto de Nefertiti, que el Consejo afirmaba haber sido sacado del país bajo engaño. Con anterioridad el Consejo solicitó la devolución de la piedra de Rosetta del Museo Británico y el zodiaco de Dendera del museo del Louvre. La entidad se regía por un Consejo de Administración y un Secretario General. La sede de la SCA se encontraba en el distrito de Zamalek en El Cairo.

Wikipedia

 

www.thebanmappingproject.com

Atlas del Valle de los Reyes y la necrópolis de Tebas.

 

Theban Mapping Project 1 - Sunt Viajes Egipto

 

“About the Theban Mapping Project

Since its inception in 1978, the Theban Mapping Project (TMP, now based at the American University in Cairo) has been working to prepare a comprehensive archaeological database of Thebes. With its thousands of tombs and temples, Thebes is one of the world’s most important archaeological zones. Sadly, however, it has not fared well over the years. Treasure-hunters and curio-seekers plundered it in the past; pollution, rising ground water, and mass-tourism threaten it in the present. Even early archaeologists destroyed valuable information in their search for museum-quality pieces.

Today, however, we realize that the monuments of Thebes are a finite resource. If we fail to protect and monitor them, they will vanish, and we and our descendants will all be the poorer. The TMP believes that the first and most essential step in preserving this heritage is a detailed map and database of every archaeological, geological, and ethnographic feature in Thebes. Only when these are available can sensible plans be made for tourism, conservation, and further study.

During the last decade, the TMP has concentrated on the Valley of the Kings. Modern surveying techniques were used to measure its tombs. From the data collected, the TMP is preparing 3-D computer models of the tombs. And of course, the TMP is continuing its excavation of KV 5. For the TMP staff, sharing their work with the interested public is just as important as what they do in the field. This has been done through a series of publications and this growing website.”

 

Theban Mapping Project 3 - Sunt Viajes Egipto

 

Theban Mapping Project 2 - Sunt Viajes Egipto

 

www.excavacionegipto.com

Excavación, restauración y publicación de las tumbas de Djehuty y Hery (nos. 11 y 12) en Dra Abu el-Naga, Luxor.

 

Proyecto Djehuty - Sunt Viajes Egipto

 

Foto Proyecto Djehuty 3 - Sunt Viajes Egipto

 

“El “Proyecto Djehuty” tiene como objetivo la excavación, restauración, publicación científica y divulgación de un conjunto de monumentos funerarios y enterramientos de individuos de clase media y alta, en la colina de Dra Abu el-Naga, en el extremo norte de la necrópolis de la antigua ciudad de Tebas, hoy Luxor, Egipto. Destacan las capillas-tumbas de Djehuty y de Hery, altos funcionarios al servicio de la administración real en torno al año 1500 a. C.”

 

Foto Proyecto Djehuty 5 - Sunt Viajes Egipto

 

“El siglo XV a. C., que corresponde con los comienzos de la dinastía XVIII, fue una época especialmente importante dentro de la dilatada historia del antiguo Egipto, pues es cuando Egipto comienza a conformar su imperio, es decir, a expandir fuera de sus fronteras naturales el área de influencia de su monarca y su administración, intensificando los intercambios comerciales y culturales con los territorios vecinos. En ese momento, la ciudad de Tebas pasa de ser una capital de provincia a convertirse en capital del reino y del imperio. Ello provoca una afluencia de riqueza y materias primas sin precedentes, lo que a su vez genera la sofisticación de las clases altas de la sociedad, el refinamiento de sus costumbres y gustos, y el florecimiento de las artes en todas sus expresiones: arquitectura, escultura, pintura, además de un notable desarrollo de las letras en sus distintos géneros.

El yacimiento arqueológico del “Proyecto Djehuty” se encuentra a los pies de la parte central de la colina de Dra Abu El-Naga. Los principales monumentos funerarios pertenecen a Djehuty y a Hery, pero éstos no son los únicos, pues entre ambos se abre una tercera capilla-tumba cuyo propietario original se desconoce, pero que debió vivir en la misma época, y al norte/este de Hery se abren dos más, una perteneció al “supervisor del ganado de Amón”, Baki, y la otra al “supervisor de los tejedores”, Ay. Así, lo que comenzó siendo un proyecto centrado en dos capillas-tumbas, la de Djehuty y la de Hery, ha terminado ocupándose de la investigación y documentación de una parte significativa de la necrópolis, mostrando la disposición en “calles” de los monumentos funerarios de la clase más pudiente de la capital.

Originalmente las capillas-tumbas eran independientes unas de otras, pocos años después se abrieron agujeros en la roca de las paredes que las separaban para conectarlas entre sí y acabar formando una especie de “catacumba”. En época ptolemaica-romana, a partir del siglo II a. C., se abrieron más galerías y se utilizaron para depositar momias de animales, sobre todo de ibis y halcones.

Por otro lado, en la excavación de los patios de entrada a estos monumentos, sacamos a la luz varios pozos funerarios que descienden en vertical entre cinco y siete metros, y enterramientos de personajes más humildes cuyos ataúdes fueron depositados simplemente sobre el suelo, sin apenas protección. Así, se ha podido documentar en buenas condiciones la reutilización del espacio sagrado desde el año 2000 a. C. hasta época romana y, por extensión, hasta la actualidad.

Las capillas-tumbas constan de un patio de entrada, de un hipogeo o capilla/santuario que penetra horizontalmente en la roca de la colina y, en tercer lugar, de un pozo funerario que desciende verticalmente y al fondo del cual se abre una (o más) cámara(s) sepulcral(es). Las paredes interiores de los monumentos de Djehuty y de Hery están íntegramente decoradas con escenas en relieve e inscripciones que informan sobre la vida profesional de cada uno de ellos, su supuesto comportamiento intachable con los demás, sobre los integrantes de sus familias, sus creencias religiosas y sobre el desarrollo de los rituales funerarios de la época. Constituyen verdaderos libros abiertos sobre la historia social y cultural del Antiguo Egipto, donde el lenguaje escrito y plástico adquiere una capacidad de expresión sobresaliente.

Djehuty fue un importante dignatario bajo el reinado de Hatshepsut, una de las pocas mujeres que ejerció de faraón, durante veintidós años. Sus principales funciones las llevó a cabo en calidad de “escriba del rey”, ejerciendo como “supervisor de los trabajos (de los artesanos)” y “supervisor del Tesoro”. Él fue el responsable de cubrir con electro dos de los obeliscos que la reina Hatshepsut levantó en el templo de Karnak, y de tallar en madera de cedro del Líbano la barca sagrada de Amón. Además, se encargó de supervisar la recaudación de impuestos de los súbditos y vasallos, y registró por escrito las materias primas y productos exóticos que llegaron a Tebas del lejano país del Punt (probablemente en la actual Eritrea y/o Yemen) en el año 9 del reinado de Hatshepsut-Tutmosis III. Su tumba está profusamente escrita, incluyendo tres inscripciones autobiográficas, un gran himno al dios Amón-Ra que surge cada mañana por encima del templo de Karnak, dos textos criptográficos de carácter religioso-funerario, varios pasos del ritual de la Apertura de la Boca, una descripción de algunos rituales llevados a cabo durante su funeral, escenas de banquete, de caza en los pantanos y caza en el desierto, y del viaje fluvial de peregrinación a Abidos que supuestamente realizó en vida acompañado de su madre.

Hery debió vivir unos cincuenta años antes, sirviendo bajo los primeros reyes de la dinastía XVIII, y tal vez muriendo bajo el reinado de Amenhotep I. El cargo o título principal que Hery ostentó en vida, además de “escriba del rey”, fue el de “supervisor del granero de la madre del rey y esposa real Ahhotep”. Su madre, llamada Ahmes, es denominada “adorno del rey”, lo que tal vez fuera una forma de indicar que estaba indirectamente emparentada o estrechamente relacionada con la familia real. La decoración de su tumba incluye, entre otras escenas, una descripción de los principales momentos de su procesión funeraria, acompañada por una visión del Más Allá que le esperaba al difunto; un banquete funerario presidido por él mismo y su madre, al que asisten sus hermanos y hermanas; grupos de personas portando ofrendas ante su altar; y una representación del propietario de la tumba cazando con arco y flechas en el desierto.

El “Proyecto Djehuty” comenzó su andadura en el año 2001, y está dirigido desde el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, Madrid, y tutelado por el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. Desde sus comienzos, recibió el apoyo de la embajada de la República Árabe de Egipto en Madrid, y también de la embajada española en El Cairo.”

Proyecto Djehuty

 

www.aedeweb.com

Web oficial de la Asociación Española de Egiptología (AEDE).

 

Asociación Española de Egiptología 1 - Sunt Viajes Egipto

 

“La ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE EGIPTOLGÍA (AEDE) fue fundada el 29 de diciembre de 1986. Es una institución científica y sin ánimo de lucro, dedicada a la formación y difusión de la egiptología.

Sus objetivos principales son: la salvaguarda del Patrimonio Cultural del Egipto Faraónico, la exploración e investigación sobre dicha civilización, el fomento de la divulgación y difusión de los conocimientos egiptológicos en España, la defensa y promoción de la Cultura Faraónica y la colaboración con Instituciones Nacionales e Internacionales dedicadas a la actividad egiptológica.

La AEDE es la decana de las instituciones españolas dedicadas al estudio de la Egiptología.”

 

Asociación Española de Egiptología 3 - Sunt Viajes Egipto

 

“AEDE edita anualmente un boletín científico, el BAEDE, donde se publican artículos, comunicaciones, recensiones bibliográficas y otros asuntos de interés relacionados con la investigación egiptológica. En esta publicación tienen cabida todos aquellos artículos remitidos por los autores y que hayan superado el dictamen favorable del Comité Científico.

Semanalmente se distribuye vía email el @Herishef, una revista digital que informa sobre las últimas noticias sobre la investigación egiptológica y enlaces interesantes en Internet.

AEDE también publica monografías sobre temas de egiptología en sus colecciones Cuadernos Egiptológicos y Bibliotheca Aegyptiaca”

 

Asociación Española de Egiptología 5 - Sunt Viajes Egipto

 

www.egiptologia.org

Egiptología. Información general. Templos, Tumbas, Dioses, Religión, Jeroglíficos…

 

Foto egiptologia.org 2 - Sunt Viajes Egipto

 

Foto egiptologia.org 1 - Sunt Viajes Egipto

 

Foto egiptologia.org 3 - Sunt Viajes Egipto

 

www.egyptsites.wordpress.com

Monumentos y sitios arqueológicos de Egipto.

 

Foto egyptsites 1 - Sunt Viajes Egipto

 

Foto egyptsites 2 - Sunt Viajes Egipto

 

Foto egyptsites 3 - Sunt Viajes Egipto

 

Howard Carter

El 4 de Noviembre de 1922, cuando el equipo del excavador inglés Howard Carter se topó con una escalera tallada en el suelo rocoso del Valle de los Reyes, el investigador no podía imaginar que se encontraba ante uno de los mayores descubrimientos de la historia de la arqueología.

Carter estudiaba desde hacía cinco años los milenarios escombros del valle por encargo de su benefactor, lord Carnavon, y no había obtenido aún resultado alguno. El arqueólogo basaba su inquebrantable convicción de la existencia de la tumba de este monarca prácticamente desconocido hasta entonces en un hallazgo realizado en 1907 por el hombre de negocios americano Theodore M. Davis, quien ostentaba la concesión de excavación por aquel entonces. En una pequeña cámara subterránea habían aparecido vasijas, restos de tejidos, un collar con motivos florales, un sello con el nombre de Tutankamón y otros objetos. A pesar de que en un primer momento no se pudo esclarecer el auténtico significado de estas piezas tan variadas, constituían un claro indicio de que la persona de Tutankamón estaba vinculada al Valle de los Reyes. Sin embargo, la idea de una tumba real prácticamente intacta, la única que habría sobrevivido al paso del tiempo, todavía quedaba lejos.

A finales de 1922, Carter centró sus investigaciones en un área reducida muy próxima a la entrada de la tumba de Ramsés VI. Pretendía demostrar que los escombros derivados de los trabajos de excavación de dicha tumba habían sepultado por completo la zona de entrada de la sepultura de Tutankamón y la habían sustraído así a la mirada de los posibles saqueadores de tumbas de las postrimerías del Imperio Nuevo. La tarde del descubrimiento, después de que las escaleras hubieran sido despejadas, Carter pudo echar un vistazo a los sellos de la entrada tapiada de la sepultura, pero no pudo leer ningún nombre. Haciendo gala de una gran fuerza de voluntad, mandó interrumpir los trabajos y envió un telegrama a lord Carnavon, que se hallaba en Inglaterra: “Por fin he hecho un magnífico descubrimiento. Una tumba con sellos intactos. Tapada de nuevo hasta su llegada. ¡Enhorabuena!”. El aristócrata tardó apenas dos semanas en hacer acto de presencia en Luxor, y a los pocos días los dos ingleses descubrían al final del corredor de acceso, despejado de nuevo, otro pasadizo tapiado. La tensión aleteaba en el ambiente cuando Carter practicó un pequeño agujero en el muro, iluminó el interior y permaneció en silencio. Carnavon, a sus espaldas, le preguntó: “¿Puede ver algo?” La respuesta fue sucinta y trascendental: “Sí, cosas maravillosas.”

En los años siguientes el mundo científico no salía de su asombro. De la tumba se extrajeron objetos nunca vistos: todo el esplendor de un ajuar real del Imperio Nuevo amontonado en tan sólo cuatro cámaras. La recuperación del vasto tesoro funerario planteaba un serio problema para Carter. Por fortuna, contó con el apoyo de la expedición del Museo Metropolitano de Nueva York, que también estaba trabajando en Tebas Oeste. Entre ellos se contaba el fotógrafo Harry Burton, quien documentó de forma impecable el curso de las excavaciones.

Tras la muerte de Carnavon en 1923 a causa de una infección, toda la responsabilidad de la empresa recayó sobre Carter. Transcurrieron diez años antes de que todos los objetos se depositaran en el Museo Egipcio de El Cairo, después de ser sometidos a unas medidas provisionales de conservación sobre el terreno. El tiempo transcurrido no sólo se debió al ingente trabajo, sino también a las constantes fricciones entre Carter, la prensa y la administración egipcia. Los trabajos llegaron a ser suspendidos en varias ocasiones. A pesar de que la licencia daba derecho a Carnavon a repartir los hallazgos, se decidió conservar en Egipto todo el tesoro funerario de Tutankamón. La heredera del lord, su hija Evelyn, fue resarcida económicamente de la enorme inversión realizada por su padre.

“Arte y Arquitectura. Egipto”
Matthias Seidel & Regine Schulz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies